Información Adicional

Programas Gemelli

Noticias

Dia de la independencia

This is a special report Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing industry Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's stand... Ver Detalles

Agradecimiento celebración día del padre y de la madre

  "Como consejo de padres por la celebración del pasado viernes ya que es una iniciativa que se retomó en el 2017 y que el colegio aún continúa celebrando, lo cual nos llena de mucha satisfacciÃ... Ver Detalles

800 años del Diálogo-Encuentro entre el hermano san Francisco y el Sultán (1219-2019)


En mayo de 1219 en la gran solemnidad de Pentecostés, los frailes reunidos en Capítulo general evaluaron las decisiones y conclusiones de las anteriores asambleas capitulares planeando nuevas actividades de misión: el Evangelio de Jesucristo debe ser proclamado entre otros pueblos y culturas, así este compromiso incluya la propia vida; por esto Francisco junto con otros hermanos deciden ir hacia los musulmanes y llegan a Damieta, ciudad de Egipto sobre el mar Mediterráneo en la rivera del rio Nilo, en donde acampan los ejércitos cristianos de la quinta Cruzada (1215-1221); una vez allí, iniciando la segunda mitad del año de 1219 y habiendo informado al Cardenal legado pontificio, decide el hermano Francisco separarse de los ejércitos de la Cruzada, la espada no es el único medio de llevar la Cruz y con fray Iluminado de Rieti, se propone llegar hasta el mismo sultán Muhammad al-Malik-al-Kámil(1177-1238), para presentarle el Evangelio, invitándolo a él y a su pueblo a recibir a Jesucristo, "fuerza y sabiduría de Dios”. 

El sultán hombre culto, de escucha y dispuesto al diálogo; queda sorprendido del convencimiento, del ánimo; de la libertad, riesgo y fervor con que el fraile que está ante él, presenta la fe de los cristianos, que con admiración y respeto lo recibe como huésped haciéndole grandes ofrecimientos; ofertas que el hermano Francisco rechaza, ya que sólo para él hay un interés válido: que los infieles conozcan la gran noticia del amor misericordioso de Dios Padre y acepten a su Hijo santísimo, quien por obra del Espíritu Santo, se encarnó en el vientre de María virgen y por su obediencia y entrega hasta la cruz, es el salvador de todos.

Después de haberse encontrado con el sultán de Egipto y Siria, viviendo unos días entre los musulmanes, el hermano Francisco y fray Iluminado regresan al campamento de los cristianos, en las cercanías de Damieta, ciudad sitiada por los cruzados; sin conseguir ni la conversión del sultán, ni tampoco el martirio, que era la profunda aspiración del hermano san Francisco: "dar la vida por Jesucristo, quien por amor, en la cruz murió por mí”. 
 
Whatsapp Whatsapp
CRM
CRM Exus Diseño de Páginas Web